Pulpo A La Parrilla, Suculento Plato Marino.

por | Dic 16, 2019 | Pescados | 0 Comentarios

El Perfecto Pulpo a la Parrilla

El pulpo a la Parrilla, en si el pulpo es un comestible admitido en multitud de etnias gastronómicas, sobre todo en la china y la nipona, donde aun se lo comen crudo.

En otros países, sobre todo en los mediterráneos como Italia, Grecia o bien Portugal es común comer pulpo a la brasa, y qué decir de España, donde no solo es un distintivo de ciertas comunidades como Galicia, sino es frecuente localizarlo en restoranes durante todo el país, sobre todo en los últimos tiempos.

Pulpo A La Parrilla, Suculento Plato Marino.

Pulpo A La Parrilla, Suculento Plato Marino.

CÓMO HACER UN BUEN PULPO A LA BRASA

Si bien puedes localizar pulpo en las pescaderías en cualquier temporada del año, su mejor instante es a lo largo de los meses de reproducción, entre septiembre y abril, que es cuando se aproximan a la costa.

Nutricionalmente hablando, este cefalópodo es bajo en calorías y tiene proteínas de calidad.

Además de esto, aporta al organismo gran cantidad de minerales (yodo, fósforo, calcio, cinc y magnesio, entre otros muchos), como vitaminas del conjunto B, A y Y también.

El sabor de su carne le hace un buen complemento para multitud de recetas, mas del mismo modo está muy bueno solo, a la brasa/parrilla.

EL pulpo a la Parrilla, ¿MEJOR CONGELADO O bien REFRIGERADO?

Verdaderamente, que lo adquieras refrigerado o bien congelado es lo de menos.

Lo que si te invitamos a es que lo adquieras ya cocido, pues de esta manera te aseguras que está en su punto de textura y que no va a quedarse durísimo, lo que arruinaría la receta, pero si no te explicaremos en la preparación como cocerlo..

Este es un consejo útil, especialmente si no estás muy habituado a prepararlo en casa.

El pulpo a la parrilla es uno de los platos más pedidos de los restoranes, mas en muchas ocasiones nos preguntamos

¿De qué manera se va a hacer? ¿La cocción del pulpo va a ser difícil?

Aquí esta su Receta:

Ingredientes:

dos kilogramos de pulpo
1 de cebolla
cien gramos de mantequilla
dos cucharaditas de perejil picado
cien gramos de ají panca
1 cucharadita de ají mirasol
1 cucharadita de mostaza
1/2 cucharadita de orégano
dos hojas de lauro, cinco dientes de ajo
cien mililitros de vinagre
trescientos gramos de choclo
ocho papas amarillas sancochadas
sal y pimienta al gusto.

PREPARA LA PARRILLA

Puedes emplear una parrilla sobre brasas o bien sobre una vitrocerámica (la primera opción siempre y en toda circunstancia va a dar más sabor).

En todo caso, echa ya antes un chorreón de aceite de oliva virgen y ponlo al fuego.

No aguardes a que se caliente demasiado a fin de que la carne no se endurezca.

Preparación para 8 platos:

Cocina el pulpo en una olla con agua, tres dientes de ajos, la cebolla partida en cuatro y las hojas de lauro hasta el momento en que la fibra del pulpo este firme al tacto.

Cortarlo y reservar.

Para marinar el pulpo.

Licúa el ají panca, el ají mirasol, los dientes de ajo, el orégano, el vinagre, la mostaza y condimenta con sal y pimienta al gusto.

Tamiza.

En esta mezcla macera el pulpo y déjalo descansar treinta minutos, entonces ya caliente la parrilla.

Pon el pulpo y las papas cortadas por la mitad.

Reserva y unta el choclo con mantequilla y un tanto de perejil. Llévalo a la parrilla.

Pon las patas de pulpo enteras, no las cortes, y con ayuda de unas pinzas, ve dando vueltas a fin de que se haga por todos y cada uno de los lados.

Ten presente que no va a estar listo hasta el momento en que adquiera el tono dorado propio de las carnes a la brasa.

Sirve el pulpo con las papas grilladas y el choclo. Acompaña con ensalada de lechuga, zanahoria rallada y tomate.

En ocasiones, el pulpo viene acompañado de su tinta, que asimismo es comible y puede ponerse en un cuenco como salsa.

En verdad, la tinta de los cefalópodos está realmente bien considerada, y no solo en la gastronomía, sino más bien en determinados aspectos de la salud por ser antitumoral y antidepresiva y tener capacidad para frenar algunos procesos cancerígenos.

Además de esto, aplicada de manera directa en la piel tiene propiedades antimicóticas, antimicrobianas y cicatrizantes.

Como conclusión, comer pulpo a la brasa es una forma exquisita de cuidar la salud.

Con esta receta vas a poder asombrar a tus convidados y parecer un enorme chef 😉

¿TE GUSTÓ? ¡AYÚDANOS A LLEGAR A MÁS PERSONAS COMPARTIÉNDOLO EN LAS REDES SOCIALES!